Seleccionar página

Entrevista a Ozimov

Entrevista a Ozimov

Hoy tenemos con nosotros a Eric, con el que vamos a hablar de su proyecto Ozimov. Llega desde Buenos Aires, dejando patente una vez más la impresionante fuerza y calidad que tiene el movimiento synthwave en Argentina. 

Bienvenido Eric, para aquellos que no te conocen, cuéntanos un poco acerca de tus inicios, a qué te dedicas además de a la música, qué música mamaste desde niño. Es curioso comprobar cómo muchos artistas del género con los que hemos hablado coinciden en que sus inicios como músicos fueron desde el rock o el metal, y posteriormente, descubrieron su fuerte relación con el synthwave y lo mucho que este estilo los atrajo. ¿Te sucedió algo parecido? Empecé a estudiar guitarra en 2007, casi desesperado por aprender los temas que tanto me gustaban de Yes, Tool, Porcupine Tree, King Crimson, ELP, Oceansize, y muchas más. En mi adolescencia me dediqué a formar un proyecto de rock/metal progresivo, no me importaba otra cosa que escribir canciones y tocar en vivo, cosa que al día de hoy sigo haciendo.

Recuerdo que una de las primeras cosas que sonaban en mi hogar en la niñez eran Past, Present and Future, un Greatest Hits de Michael Jackson y muchos, muchos discos de Queen, News of the World, Jazz, Innuendo, entre otros. Algo que me marcó muchísimo de chico (y que creo se ve reflejado en Ozimov) fueron los OSTs de mis videojuegos favoritos, entre ellos destaco el trabajo de Nobuo Uematsu (varios Final Fantasy) y a Yasunori Mitsuda (Chrono Trigger, Chrono Cross). Creo que más que el metal o el rock, que sin duda influenció a muchos artistas del género, los juegos fueron el nexo más fuerte entre el synthwave y yo.

¿En qué momento tomaste contacto con el retrowave, synthwave? ¿Fue amor a primera vista? Recuerdo el día en que me topé con el synthwave. Alrededor del 2014 descubrí dos cosas que me flashearon: el tema So far away de Lazerhawk y el álbum In decay de Com Truise. Creo que a partir de ese momento supe que tenía que explorar más el género y así fue como encontré genialidades como Le Cassette, Dynatron, Waveshaper, Power Glove, Perturbator, Carpenter Brut, Daniel Deluxe, Lost Years, Kristine, Mega Drive, entre tantos, tantos otros increíbles artistas.

¿Cómo llegaste a la decisión de crear Ozimov? ¿Qué te llevó a meterte en este proyecto musical? Al mismo tiempo que estaba descubriendo el mundo del synthwave, mi novia me recomendaba que leyera a Isaac Asimov. Comencé con el primer libro de la saga de Fundación y no dudé en terminarla sin parar un segundo, luego seguí con Dune de Frank Herbert, otra bellísima saga. Fue en ese momento que pensé: ¡Tengo que escribir un álbum inspirado en las obras de estos dos genios!

Mucho del material que elaboré en esa época, si bien no conformó un disco, lo terminé usando para el single The Jump, Gaia’s…, e incluso para algunas partes de Space Transmission.

Lanzaste tu álbum debut, Space Transmission, hace poco más de medio año. Previamente publicaste el EP Traces to Nowhere (2015) y varios temas como los que has mencionado antes, The Jump o Gaia’s Anomaly. ¿Cómo ha sido el camino hasta publicar Space Transmission? Ha sido un proceso de constante aprendizaje, cada material lanzado fue un milestone dentro de mi carrera como productor autogestivo. Traces to Nowhere (2015) fue mi primer trabajo con música realizada con medios electrónicos, los singles fueron un interludio de puro estudio acerca de mezcla y producción y Space Transmission fue el resultado de toda esa experiencia ganada. Obviamente, la carrera de un productor es de constante formación y nuevos desafíos, un camino de autosuperación bastante terapéutico en el que continuamente se aprenden cosas nuevas.

Ozimov comenzó siendo un dúo hasta justo antes de Traces. Curiosamente fue la ex integrante del proyecto quien me presentó la idea de hacer un proyecto, no de rock, sino de música electrónica, en la época que empezamos a escuchar synthwave.

Como bien sabrán, el género se vale de una estética visual muy fuerte y creo que ese fue mi primer gran desafío, lo que llevó a que mi novia se incorporara naturalmente al team de Ozimov en dirección artística. Con ella empezamos a elaborar el concepto de Space Transmission, una transmisión recuperada por un radar, de origen desconocido, con un mensaje ominoso.

Ella también se encargó del arte de tapa y promoción en formato de collage “analógico”, como el póster vertical del tema insignia del disco, Exit Mira. La tapa de Space Transmission no es un escenario posible, sino más bien una suerte de interpretación de esas ondas de radio encriptadas que evoca una mística que juega intrínsecamente con todo el relato musical del disco. También se encarga de todas mis fotos en vivo, en estudio y demás cuestiones visuales.

Actualmente tengo un colaborador que participa en las presentaciones en vivo y que poco a poco se va metiendo más de lleno en Ozimov, tanto para los recitales como en la producción íntegra del proyecto.

Tu estilo entra dentro de lo que se suele llamar spacesynth o futuresynth ¿Dónde buscas inspiración para componer tus temas? La inspiración no sólo viene de la música, sino de otras artes, libros, series, películas, e incluso del mundo que nos rodea, los sucesos políticos que ocurren en mi país e internacionalmente, la complicidad nefasta de los medios de comunicación, etc. Creo que no estamos lejos del futuro distópico que preveían los escritores del sci-fi new wave de los 60.

Es esencial que la inspiración venga de cualquier otro concepto que no sea “nostalgia” y “ochentas”, el synthwave es un género que cada vez se está separando más y más de su original inspiración y comienza a definirse por sí solo.

¿Con qué equipo (software/hardware) trabajas y dónde realizas tus grabaciones? ¿Estudio propio? ¿Eres independiente? ¿Tienes sello o productora? Principalmente uso instrumentos digitales y controladores aunque me han prestado algunos sintetizadores (Juno 60, Korg Monopoly, Roland JP 8000, Roland TR 626, que recuerde ahora) para grabar alguna que otra cosa del material que ya conocen. Tengo un launchpad que toco en vivo junto con un Korg Micro X para controlar vsts. Pero en su mayoría todo es digital: Korg Polysix, Monopoly, M1, U-he Diva, reFX Nexus, entre otros.

Hasta ahora todo lo grabé en el living de mi casa, en un espacio sin acustizar, aunque con muy buenos resultados. Afortunadamente hace pocas semanas me mudé a un lugar donde tendré mi primer verdadero home studio. A comienzos de este mes comencé a formar parte de Electric Dream Records, sello dedicado al lanzamiento de álbumes en versión vinilo de muchísimos artistas de synthwave: Lazerpunk, Makeup and Vanity Set, entre otros. También lanzaron un compilado exclusivo llamado Dream Electric que cuenta con artistas como Meteor, Sung, XYLE, VHS Dreams, Protector 101, y ya está confirmado que Ozimov va a tener su lugar en el próximo compilado, Dream Electric 2 ¡en vinilo! Definitivamente ha sido un buen comienzo de año.

¿Estás trabajando ya en un nuevo álbum? ¿Qué proyectos tienes actualmente? En estos momentos estoy terminando el single que estará dentro de Dream Electric 2 y produciendo el nuevo álbum que saldrá en el transcurso de este año a través de Electric Dream Records.

También estoy preparando más presentaciones en vivo. En marzo vamos a formar parte de una fecha que se realizará en un famoso espacio en Capital Federal, también con fecha a confirmar.

En España hay gran cantidad de artistas y mucha gente con ganas de disfrutar de buen synthwave, pero no parece existir la potente pegada que este género tiene en Argentina. Es maravilloso ver la cantidad de propuestas, festivales e iniciativas que allí tenéis. ¿Cuál crees que ha sido la fórmula para conseguir semejante tirón? Buenos Aires es una capital cultural donde siempre hubo un fuerte movimiento o espacio under. Tenemos tendencias a formar comunidades de los distintos géneros musicales. A fines de 2017 se organizó la primera Buenos Aires Outrun, un festival dedicado al synthwave, la cultura del arcade y demás cosas del palo, que tuvo considerable éxito y que se realiza periódicamente hasta hoy: el 15 de febrero nos visita Nina (UK) para la primera fecha del BsAs Outrun de 2019.

Eric, quiero darte las gracias por atendernos y contestar a nuestras preguntas. Ha sido un placer contar contigo. Hasta que nos volvamos a encontrar seguiremos disfrutando de tu música y, quién sabe, quizá tengamos la suerte de tenerte en directo en España algún día. Hasta pronto. ¡Gracias por todo! Nos vemos pronto.

Fotos y arte: Nadia Díaz
Instagram @inanidad

A continuación, os dejamos los enlaces a los medios sociales y webs de Ozimov, donde podréis seguir su trabajo y contactar con él.

Sobre el Autor

Retrowave Playlist

Civitas Mortis Label

Civitas Mortis

Mensajes recientes

Últimos Análisis

Pin It on Pinterest