Seleccionar página

Dangerous Days de Perturbator

Dangerous Days de PerturbatorPuntuación 90%Puntuación 90%

El tiempo pasa y la memoria se va saturando con tanta información, que uno ya no está seguro de muchas cosas. Pero si no recuerdo mal, Dangerous Days de Perturbator, fue uno de los primeros trabajos que escuché dentro del retrowave, synthwave o su vertiente más oscura, el darkwave.

James «Perturbator» Kent presentó en 2014 Dangerous Days, el último de sus cuatro álbumes hasta ese momento: Night Driving Avenger, Terror 404, I Am The Night y este Dangerous Days, al que hoy vamos a dar un pequeño repaso. Un albúm que, de nuevo, cuenta con el magnífico trabajo artístico de Ariel Zucker-Brull, una de las razones que provocó que me fijase en Perturbator antes de dar al “Play”.

Con Dangerous Days, Perturbator nos ofrece un trabajo conceptual ambientado en una «pesadilla urbana» en un lejano año 2088 y, principalmente a través de música instrumental, seremos testigos de una guerra en la que las inteligencias artificiales de ordenadores y robots intentan borrar todo rastro de la humanidad. Consiguiendo evocar con cada uno de sus temas, imágenes sombrías de un futuro poco prometedor para nosotros.

La introducción de Welcome Back, que comienza con un tintineo que nos traerá recuerdos de clásicas películas de terror de los ochenta, enlaza directamente con Perturbator´s Theme, una de las pistas más dinámicas e interesantes de este álbum, integrando distintas profundidades en su sonido. Raw Power tiene un tono más profundo y grave, con un bajo implacable y áspero que lleva el peso del tema, junto a melodías de 8 bits contrastando entre tanta oscuridad.

Llega el momento de ir hasta un viejo local en las afueras de la ciudad. Con Future Club, el tono oscuro disminuye un poco mientras nos adentramos entre humo de cigarrillos y tenues luces de neón, en algún tugurio clandestino. Con una melodía que incorpora elementos electrónicos más modernos junto con arpegios de sintetizador y profundos bajos, siguiendo una hipnótica y repetitiva trama, hay detalles y sonidos lo suficientemente atrayentes para mantener la atención en la escucha.

La percusión que anticipa el conflicto que está por llegar, hace de War Against the Machines uno de los temas más delicados de todo el álbum. Muy evocadora, cumple perfectamente con su cometido, crear el contraste con Hard Wired, uno de los pocos temas con voz de este álbum. Isabella Goloversic pone su suave voz sobre una base instrumental repetitiva, de tonos ligeros, con la que cuadra perfectamente. Termina con sonidos más futuristas, manteniendo el tono suave y melancólico.

Llegamos a She is Young, She is Beautiful, She is Next, un tema más agresivo que los dos anteriores, con una atmosfera más áspera y fría. Está claro que las cosas se ponen feas para la humanidad… Ligeramente más lento, Humans are Such Easy Prey tiene algunas notas que recuerdan a Terminator. No cabe duda de que la esperanza se esfuma para nosotros, somos la nueva presa en manos de implacables máquinas.

Pero hay esperanza o, al menos, algo hacia lo que dirigir nuestros ruegos. Minuit, con un ritmo que podríamos aventurarnos a calificar como místico, nos trae una implorante voz masculina, que se alterna con una suave línea vocal femenina. Un tema relajante que trae a la mente con claridad esa sensación de refugio entre la temible oscuridad que nos acecha. Pero no te dejes llevar por las buenas vibraciones, este futuro es oscuro e incierto y no hay lugar donde puedas sentirte seguro. Inmediatamente después volveremos a atmosferas frías y temibles con el siniestro Satanic Rites.

Nos acercamos al desenlace de Dangerous Days y quizá de nuestras mortales vidas. Complete Domination es un tema rápido y vertiginoso que no deja tregua hasta Last Kiss, que llega con trazos de Vangelis en Blade Runner. Quizá, nosotros también estamos en un oscuro apartamento esperando el final…

El álbum se cierra con el tema que le da nombre, Dangerous Days. Posiblemente el tema con sonidos más cercanos a la electrónica más comercial. Marca un ritmo pesado y directo, con una estructura de acordes que a veces recuerda al trance de épocas pasadas. ¿Qué ha sucedido? Quizá el tema parece algo optimista en su melodía de fondo. Nos tememos lo peor, su final frío, metálico y robotizado sugieren un escenario desolador.

Podemos pensar que Dangerous Days basa su éxito en una fórmula de temas sencillos, que se sustentan sobre un andamio básico y claramente identificable, utilizando una gran cantidad de arpegios de sintetizador. Incluso que hay una sensación de repetición en este álbum, pero forma parte de su naturaleza, no es una limitación creativa. Es un álbum para disfrutar de principio a fin con el ambiente que evoca. Demuestra una meticulosa atención en los detalles. Narra perfectamente la desesperación y la oscuridad del concepto futurista que plantea su historia, y el pequeño grupo de temas suaves que aparecen en los momentos clave, da aire y evita caer en la monotonía. Consigue equilibrar muy bien los tiempos.

Cada vez hay más artistas que intentan replicar las estructuras y el sonido de sintetizadores de los 80, pero no está al alcance de todos. Muy pocos llegan a alcanzar el nivel de Perturbator.

Nota final

90%

Conclusiones Es un álbum para disfrutar de principio a fin con el ambiente que evoca. Demuestra una meticulosa atención en los detalles. Narra perfectamente la desesperación y la oscuridad del concepto futurista que plantea su historia, y el pequeño grupo de temas suaves que aparecen en los momentos clave, da aire y evita caer en la monotonía. Consigue equilibrar muy bien los tiempos.

Puntuación
90%

Sobre el Autor

Retrowave Playlist

Civitas Mortis Label

Civitas Mortis

Mensajes recientes

Últimos Análisis

Pin It on Pinterest